Arquitectura Musical

El amor por la música puede hacer que su mas fieles interpretes consigan fabricar instrumentos que rompen totalmente con lo tradicional. La arquitectura musical se trata de sorprender a un publico o al mismo artista de las formas fascinantes de obtener melodías que pueden ser transformadas en piezas musicales.

A partir de la naturaleza, se pueden explorar nuevos tonos musicales, una secuencia al azar del viento o del agua, que es armoniosa con el movimiento de la naturaleza, o el sonido puro de dos materiales rozándose. El arte musical no tiene limite. Así como ya lo sabemos probando los diferentes instrumentos musicales que conocemos hay personas en sitios recónditos que tienen nuevas formas de hacer música, que con seguridad jamás hubiese pensado conocer.

Por otro lado, de crear en medio de la naturaleza formas de hacer música, están los músicos que no quieren ser convencionales virtuosos, quieren ser radicales inolvidables. Como es el caso de William Close, escultor, arquitecto y músico que plantea la música con instrumentos peculiares, creados por el mismo a partir de sus consolidado conocimiento en estas áreas, los cuales  han podido ser mostrados en escenarios causando sensaciones inolvidables a los presentes.

Hoy arquitectos pueden incrustar en edificaciones instrumentos de cuerda o percusión, como pianos, arpas o guitarras, siendo una tendencia excepcional e impresionante, que combina muy bien con el minimalismo. un espacio decorativo y sencillo, que sirve para soltar sus capacidades musicales.

Jardín Sonoro

En Italia se encuentra un espacio abierto al aire libre, llamado Jardín Sonoro, creado por Pinoccio Sciola, este artista logro tallar piedras de manera simétrica, para obtener notas musicales a partir de tocar su superficies con otras piedras de diferentes texturas u otros materiales, además de ser muy hermosas a la vista, permite la interacción con la obra para la emisión de sonidos.

Un parque similar se encuentra en Francia, el Jardín de los sonidos, pero cuyos instrumentos son hechos de madera, de arboles que se han caídos y se han aprovechado con estos fines. Son golpeados con palos, pero también son acariciados para emitir sonidos muy distintos a los acostumbrados.

Estos instrumentos jamás podrían ser robados, en estos lugares no necesitarían cerrajeros que encierren nuestros valores porque son hechos a partir de la naturaleza. Una realidad muy contraria a las ciudades donde se están obligados a disponer de cerrajería de calidad para mantener sus joyas musicales a salvo.

Órgano del mar

Otro instrumento de la naturaleza que es una invitación a conocer es el órgano del Mar en Croacia. Se fabrico para que con el movimiento del mar se emitieran sonidos muy relajantes. De hecho muchos turistas disfrutan el atardecer oyendo la melodía del mar y además de las luces LED, de paneles fotostáticas que se encienden cuando cae el sol, una experiencia inolvidable.

William Close

Close, es un interprete de la modernidad que ha unificado sus tres pasiones, la arquitectura, la música y la escultura. Este artista  construye instrumentos inusuales con mucho valor artístico y de extenso tamaño que debe ser tocado por mas de un músico, pero que ofrece una experiencia única en cada una de sus presentaciones. El Arpa de la tierra es su obra mas destacable, pero no la única que te sorprenderá.